¿Qué son los pagos a cuenta en el Impuesto sobre Sociedades y cómo calcularlos?

Una de las obligaciones fiscales más importantes de las sociedades mercantiles es el pago del Impuesto sobre Sociedades. Los pagos a cuenta de este tributo son una forma de favorecer la rentabilidad de las empresas y facilitar el pago a plazos. En este artículo, te contamos qué son los pagos a cuenta en el Impuesto sobre Sociedades, cómo se calculan, y te damos un ejemplo práctico enfocado en las PYMEs.

¿Qué son los pagos a cuenta en el Impuesto sobre Sociedades?

Los pagos a cuenta son anticipos del Impuesto sobre Sociedades que las empresas están obligadas a realizar durante el ejercicio fiscal. 

Su finalidad es fraccionar el pago del impuesto y aliviar la carga económica que supondría su pago de una sola vez. 

Se regulan en el artículo 40 de la Ley que establece lo siguiente en el primer párrafo del apartado 1: 

1. En los primeros 20 días naturales de los meses de abril, octubre y diciembre, los contribuyentes deberán efectuar un pago fraccionado a cuenta de la liquidación correspondiente al período impositivo que esté en curso el día 1 de cada uno de los meses indicados.

¿Cómo se calculan?

La base para el cálculo de los pagos se establece en el artículo 40.2 de la Ley del IS. En general, se utiliza como referencia la cuota íntegra del último periodo impositivo cuyo plazo de declaración haya vencido el primer día de los 20 naturales mencionados en el apartado 1 que hemos transcrito en el punto anterior. Se deberán aplicar las deducciones y bonificaciones que correspondan a cada contribuyente. 

El importe del pago se calcula aplicando un porcentaje del 18% sobre la base. 

Ejemplo práctico para una PYME

Imagina una PYME del sector tecnológico, denominada Tech Innovación S.L., que en el año anterior obtuvo una cuota íntegra en su Impuesto sobre Sociedades de 30.000 euros. Siguiendo la normativa actual el pago a cuenta es del 18% sobre la cuota íntegra, por lo que el cálculo sería el siguiente: 

Pago a cuenta= 30.000 euros×18%=5.400 euros. Este pago se realizaría en las fechas establecidas, es decir, en los 20 primeros días naturales de abril, octubre y diciembre. 

En el caso en que el importe a pagar por el IS sea muy elevada, recuerda que tienes la posibilidad de “comprar” deducciones fiscales ya que la Ley del Impuesto sobre Sociedades, en los artículo 36.3 y 39.7, establece un beneficio fiscal para cualquier empresa que apoye económicamente a eventos, espectáculos u otros proyectos culturales. El beneficio consiste en la posibilidad de aplicar una deducción fiscal de 120%. Por lo tanto, no solo se reduce la cantidad a pagar en el IS sino que, además, se genera un ingreso. 

Como consecuencia de todo lo anterior, los pagos a cuenta representan una herramienta clave en la planificación fiscal de la PYME ya que les ayudan a distribuir la carga tributaria a lo largo del ejercicio fiscal y facilitan así una mejor gestión del flujo de caja. 

Es esencial que las empresas, especialmente las de menor tamaño, se mantengan informadas de las obligaciones fiscales y aprovechen las disposiciones normativas diseñadas para apoyar su estabilidad y crecimiento. Por otra parte, también es importante que conozcan las deducciones que se pueden aplicar, como la relativa a la ayuda económica a espectáculos y acciones culturales, entre otras. 

Si necesitas información sobre las deducciones fiscales en el IS y en el IRPF, contacta con nosotros y analizaremos tu caso para verificar si cumples con los requisitos establecidos por la normativa aplicable y te ayudaremos con todos los trámites. 

Leer más artículos:

[Guía de planificación fiscal] Qué es y cómo puede ayudarte a pagar menos impuestos