Comercializar deducciones fiscales siendo organizador o productor de eventos y espectáculos

Los organizadores y productores de eventos y espectáculos suelen tener un problema: el retorno de la inversión en las actividades que realizan. La pandemia debida a la COVID-19 tuvo un gran efecto sobre este sector y transformó la industria, que tras unos años complicados, sigue creciendo, tal y como demuestra el aumento del 48% en la venta de entradas de 2022 a 2033 (según Ticketmaster). Sin embargo, la necesidad de ayuda financiera para cubrir los gastos sigue existiendo y todavía, muchos organizadores y productores de este tipo de acciones desconocen las posibilidades que existen.  

¿En qué consiste la comercialización de deducciones fiscales?

La “comercialización” de deducciones fiscales consiste en lo siguiente: 

  • Un promotor u organizador realiza un evento que tiene un coste X. 
  • Con el evento (que se debe haber celebrado, no puede tratarse de un evento futuro) se genera una posible deducción fiscal. 
  • Un autónomo o empresa invierte dinero en ese evento y el productor u organizador recibe el importe que le ayuda a cubrir los costes y gastos de la inversión. En particular se trata de gastos artísticos (los que provienen de la contratación de artistas y otros costes asociados), los gastos promocionales (publicidad del evento) y los gastos técnicos (es decir, todo lo que se refiere al sonido, la iluminación etc.).  

Desde la modificación de la Ley del Impuesto sobre Sociedades los artículo 36.3 y 39.7 establecen un beneficio fiscal para cualquier empresa o autónomo que apoye económicamente a eventos, espectáculos u otros proyectos culturales. 

El objetivo de la normativa es favorecer la financiación de un sector de forma que participen empresas privadas. 

Ventajas de la comercialización

En el caso de que seas un organizador, productor o promotor de conciertos, obras de teatro, proyectos audiovisuales, circos y otro tipo de eventos, te interesará la comercialización de deducciones porque obtendrás beneficios como los siguientes: 

  • Obtendrás un ingreso adicional de entre el 7% y 12% de los gastos soportados en la realización de tu evento o espectáculo.
  • Una empresa o un empresario autónomo hará una aportación económica a tu proyecto. 
  • No tendrás que hacer ningún desembolso
  • Tampoco tendrás que ceder una participación en tu sociedad mercantil, por lo que seguirás teniendo el control. 
  • Mantendrás todos los derechos sobre el espectáculo de que se trate. 
  • Podrás centrarte en tu negocio y aumentar la rentabilidad
  • Conocerás a colaboradores que te podrán ayudar en futuros proyectos. 
  • Además, para la gestión de la comercialización de las deducciones fiscales, no tendrás que cambiar de gestoría porque el equipo de PROINCENTIVA se encargará de todos los trámites de forma gratuita.  

¿Qué pasos hay que seguir para comercializar las deducciones?

Como decíamos en el apartado anterior, si quieres comercializar las deducciones fiscales que genera tu espectáculo puedes seguir los siguientes pasos: 

  • Incluye todos los datos en el formulario de nuestra web y un profesional de PROINCENTIVA te llamará para explicarte cómo funciona el proceso. 
  • Se recopilará toda la información para demostrar que tu empresa tiene derecho a la deducción y se enviará a la Agencia Tributaria. 
  • Finalmente, se comercializará la deducción fiscal para encontrar una empresa o un autónomo que aporte a tu proyecto y se lo pueda deducir en el Impuesto sobre Sociedades o en el IRPF. 
  • Una vez que hayas recibido el dinero se solicitará el certificado ICAA/INAEM dependiendo de cada caso. 

Recuerda que el importe monetario que recibas dependerá de los inversores que se encuentren en el mercado en ese momento, por lo que es importante ser ágil y poner en marcha la comercialización cuanto antes.

En definitiva, comercializar deducciones fiscales, tal y como te hemos contado, supone una oportunidad para los promotores y organizadores de eventos, para las empresas y para el sector cultural en general.