¿Quieres pagar menos Impuesto sobre Sociedades y recibir un beneficio? Aportar a proyectos culturales es la clave

A los españoles nos interesa la cultura: según las estadísticas del Ministerio de Cultura el gasto en servicios culturales aumentó un 5,4% de 2021 a 2022 y el 18,6% de los viajes realizados en 2022 por residentes en España se iniciaron por motivos culturales. Sin embargo, las obras de teatro, las películas y otras iniciativas, necesitan financiación y, en ocasiones, es muy complicado encontrarla. Para solucionar este problema existen incentivos fiscales en el Impuesto sobre Sociedades que pueden aprovechar las sociedades mercantiles y también los autónomos. En este artículo te contamos cuáles son estos incentivos, cómo solicitarlos y qué requisitos debes cumplir.  

¿En qué consiste la deducción en el Impuesto sobre Sociedades o la Renta?

La deducción en el Impuesto sobre Sociedades relativa a la financiación de producciones cinematográficas, espectáculos en vivo o musicales, se regula en el artículo 39.7 de la ley del impuesto (también aplicable a autónomos) que establece lo siguiente: 

El contribuyente que participe en la financiación de producciones españolas de largometrajes, cortometrajes cinematográficos, series audiovisuales de ficción, animación o documental, o en la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales realizadas por otros contribuyentes, podrá aplicar las deducciones previstas en los apartados 1 y 3 del artículo 36 de esta ley, en las condiciones y términos en ellos señalados, determinándose su importe en las mismas condiciones que se hubieran aplicado al productor, siempre que hayan sido generadas por este último, cuando aporte cantidades destinadas a financiar la totalidad o parte de los costes de la producción, así como los gastos para la obtención de copias, publicidad y promoción a cargo del productor hasta el límite del 30 % de los costes de producción, sin adquirir derechos de propiedad intelectual o de otra índole respecto de los resultados de las producciones o espectáculos, cuya propiedad deberá ser en todo caso del productor.

El importe de la deducción es del 120%, es decir, es el resultado de multiplicar por 1,20 el importe invertido en el proyecto cultural. Por lo tanto, no solo recuperas tu inversión, sino que también recibes una plusvalía

¿Cómo se solicita la deducción?

Para solicitar la deducción en el Impuesto sobre Sociedades o Renta deberás seguir los siguientes pasos: 

  • Contactar con PROINCENTIVA. Solo tendrás que rellenar el formulario de nuestra web y nuestro equipo contactará contigo para analizar si cumples con los requisitos legales y explicarte todo el proceso. Es importante destacar que para las empresas o autónomos que se quieran aplicar la deducción, no tiene coste este trámite. 
  • Recopilar documentación. Si tienes una sociedad mercantil te pediremos: las escrituras de constitución, el acta de titularidad real y el DNI o NIE del administrador.
  • Aportar al proyecto cultural y firma. A continuación, se realiza la aportación económica al proyecto cultural y se firma el documento que corresponda (acuerdo de financiación o firma de la aportación a través de Agrupación de Interés Económico ante notario). 
  • Aplicar la deducción. Finalmente, se aplicará la deducción en la próxima declaración del Impuesto sobre Sociedades o Renta. 

En definitiva, es un proceso sencillo y gratuito para tu empresa, si cumples con los requisitos legales. 

Requisitos para solicitar la deducción

Si quieres participar en un proyecto cultural y aplicar la deducción en el Impuesto sobre Sociedades o Renta tendrás que cumplir los siguientes requisitos: 

  • Ser empresa o profesional autónomo residente en España
  • La cantidad máxima que se puede en un mismo año no puede ser superior al 50% de la cuota íntegra del IS. 
  • La deducción se aplicará en la siguiente declaración del IS o Renta
  • La aportación al proyecto se puede realizar durante todo el año. Se puede hacer una sola vez o varias. 

Es importante saber que la posibilidad de invertir dependerá de la disponibilidad de eventos culturales en cada momento, por lo que es necesario planificar con tiempo para obtener la deducción. 

Ejemplo de deducción en el IS

Para que quede más claro cómo funciona la deducción te lo explicamos con un ejemplo: 

Una empresa del sector de la hostelería, propietaria de varios restaurantes, va a cerrar 2024 con una base imponible alta en el IS. Para reducir la base imponible decide hacer una aportación de 100.000 euros a un proyecto cultural consistente en una obra de teatro que se va a representar por varios locales de España. En este caso, se podrá aplicar una deducción de 120.000 euros y logrará una plusvalía de un 20%. 

En conclusión, es un win-win ya que se benefician todas las partes: el promotor cultural y la empresa. ¿Quieres más información para acogerte a estos incentivos? Contacta con nosotros de forma gratuita y te ayudaremos.