Errores que deben evitar los productores de artes escénicas

En el mundo del teatro y las artes escénicas, el rol del productor es fundamental para garantizar el éxito de cualquier espectáculo. Sin embargo, en el camino hacia la creación de una obra que se recuerde y que guste, hay varios errores comunes que pueden producir problemas y suponer un obstáculo. En este artículo te contamos varios errores comunes que los productores escénicos suelen cometer y que se pueden evitar.

Subestimar la importancia de un buen plan

La planificación es la piedra angular de cualquier proyecto. Y planificar un espectáculo requiere poner atención en diversos aspectos como:

  • El reparto.
  • El vestuario.
  • El diseño de la escenografía.
  • El equipo técnico.
  • El presupuesto.
  • El lugar en el que se va a realizar el espectáculo.
  • El transporte.
  • Los materiales.
  • El calendario de actuaciones.
  • Los tiempos de postproducción.

Y hay muchos más aspectos que dependerán del tipo de espectáculo. Una planificación que no contempla todos los aspectos y no considera los tiempos necesarios puede suponer: problemas de gastos adicionales que afecten a la rentabilidad del proyecto e imposibilidad de cumplir con los plazos.

En este sentido, debes conocer todos los incentivos fiscales disponibles pueden contribuir a aumentar la rentabilidad de tu obra. Como promotor tienes la posibilidad de comercializar tus deducciones, y así obtener una inyección económica por parte de un inversor (una empresa o autónomo). Puedes recibir entre un 12 % y un 13 % de los gastos de producción y exhibición de un evento. Y la empresa o autónomo se deducirá un 120% de lo que aporte.

Desconocer al público objetivo

Piensa en las siguientes preguntas: ¿a quién se enfoca tu espectáculo? ¿quiénes son tus espectadores?

Evidentemente, no es lo mismo que sea un espectáculo infantil a que sea para personas jubiladas o adolescentes. Si no tienes claro a quién se enfoca la producción no te dirigirás correctamente a las personas adecuadas en tus campañas de marketing para la difusión del espectáculo y esto puede afectar a la asistencia y a la crítica que reciba la obra. Entender quiénes son sus espectadores y qué buscan en la producción ayudará a orientar mejor la promoción y adaptar el contenido para garantizar su relevancia y valor.

Ignorar la importancia del marketing

Si no elaboras una estrategia de marketing adecuada para tu público objetivo, tu proyecto puede pasar desapercibido. Elabora campañas que creen expectación y que sean creativas para alcanzar a tus potenciales espectadores y que acudan a ver la obra y la recomienden. Es fundamental que te enfoques en la experiencia de los espectadores antes, durante y después del espectáculo.

No escuchar el feedback del público y del equipo

Si ignoras el feedback del público y del equipo o no te adaptas a los imprevistos durante la producción, estarás desperdiciando información de valor para que tu espectáculo tenga el mayor potencial posible. Escucha las sugerencias, los comentarios y aprende para mejorar.

Falta de liderazgo efectivo

Recuerda: tu equipo debe verte como un líder y no como un jefe. Es esencial que seas capaz de guiar al equipo hacia un objetivo común con claridad y decisión. La falta de una dirección firme puede llevar a confusiones y conflictos dentro del equipo y afectar de forma negativa el proceso creativo y la eficiencia de la producción.

No utilizar la tecnología disponible

Estamos en la era digital y tienes a disposición herramientas con un gran valor para mejorar la calidad de las producciones. Puedes utilizar herramientas para automatizar tareas, softwares de diseño, plataformas de email marketing o de venta de entradas, publicidad en Google y en redes sociales. No utilizar estas herramientas puede poner a tu producción en desventaja competitiva.

No considerar la importancia del espacio de ensayo

El espacio donde se realizan los ensayos es tan importante como el escenario donde se presenta el espectáculo. Un espacio inadecuado puede limitar la creatividad y la efectividad de los ensayos. Es fundamental conocer a fondo el lugar en el que se va a hacer el espectáculo, los problemas que puede haber, para solventarlos con tiempo suficiente y crear un ambiente que estimule la creatividad y simule las condiciones reales de performance.

No tener un plan B

Imagina que tu espectáculo se realiza al aire libre y ese día llueve, que no consigues a tiempo las licencias o permisos necesarios para el espectáculo o que el protagonista de la obra se pone enfermo antes del estreno. Si no has previsto todas estas contingencias puede suponer un problema. Elabora siempre un plan B y piensa en todos los imprevistos que pueden surgir.

Conocer y evitar estos errores comunes no solo mejorará la calidad de tus producciones, sino que también fortalecerá tu reputación del productor en la industria de las artes escénicas.

Contacta con nosotros y te ayudaremos a encontrar a empresas y autónomos que te ayuden a financiar tu proyecto.

Leer más artículos: