Claves para gestionar las finanzas de tu negocio

Crear una empresa y hacer que crezca es un gran desafío. Puede que tengas que pagar impuestos o cuotas de la Seguridad Social sin haber obtenido beneficios. La gestión de las finanzas del negocio es esencial para el éxito futuro. En este artículo te contamos qué se entiende por finanzas de un negocio y qué consejos puedes seguir para controlarlas. 

¿Qué son las finanzas de un negocio?

Las finanzas de una empresa comprenden los ingresos, los gastos, la inversión, los presupuestos, la financiación y el flujo de efectivo, entre otros aspectos. 

Analizar todos estos aspectos te ayudará a tener una visión completa de la situación de la empresa y a tomar decisiones informadas. 

¿Cómo controlar el aspecto financiero de tu negocio? 

No existe una fórmula mágica para controlar las finanzas de una empresa, pero se pueden seguir una serie de consejos que son los siguientes: 

Controla todos los gastos fijos

Este tipo de gastos son los que se pagan con una periodicidad y son necesarios para el negocio, por ejemplo: alquiler de una oficina, compra de material y costes laborales, entre otros. Es fundamental analizarlos, ver cuáles son necesarios, cuáles se pueden negociar y tenerlos siempre optimizados. 

Separa las finanzas personales de las de la empresa

Es bastante habitual en pequeñas y medianas empresas mezclar las finanzas personales con las empresariales e, incluso, tener una misma cuenta bancaria para todo. Evita esto y separa para poder controlar adecuadamente la contabilidad, los gastos y los ingresos de la empresa

Elabora un presupuesto anual

La planificación, en cualquier ámbito, es fundamental y en el financiero también. Crea, cada año, un presupuesto en el que incluyas: gastos de marketing, gastos fijos (alquiler, suministros, personal, hosting de la web etc.) y que asignes un importe a cada partida para, al final de año, comprobar los resultados y ver qué desviaciones ha habido. 

Documenta todas las transacciones

Es fundamental que todas las operaciones que se hagan en tu empresa estén controladas y documentadas. Por ejemplo, si emites una factura debe haber un presupuesto firmado que la soporte, y si realizas un gasto debe haber una factura con el contenido correcto emitida por el proveedor. 

Utiliza un software de facturación

Muchos empresarios todavía hacen las facturas con una hoja de Excel. Esto supone problemas como errores humanos, pérdida de tiempo, falta de control y, en ocasiones, duplicidad de tareas. El uso de un software de facturación es importante para controlar las finanzas. Además, con las modificaciones recientes de la Ley Crea y Crece y la Ley Antifraude, será una obligación para todas las empresas, durante los próximos años, tener un software de facturación homologado. 

Mantén una reserva de emergencia

Puede haber situaciones que afecten a las finanzas de tu negocio como una crisis económica, el aumento de precio de las materias primas, un cambio de legislación o la aparición de nuevos competidores. En todos estos supuestos es fundamental estar preparado y tener una reserva de emergencia u otros instrumentos para afrontar el riesgo. 

Aplica bonificaciones fiscales

Uno de los aspectos más importantes para las empresas es el pago de impuestos como el IVA, el Impuesto sobre Sociedades y el IRPF para los autónomos. Pocas personas saben que existe la posibilidad de adquirir deducciones fiscales generadas en proyectos culturales, audiovisuales o musicales. La ley permite una deducción del 120% por lo que obtendrás una rentabilidad del 20%, es decir, no solo te deduces, sino que ganas dinero. 

Si quieres beneficiarte de las deducciones fiscales para proyectos culturales o artísticos, contacta con nosotros, te ayudaremos a conseguirlas y a reducir la carga fiscal de tu empresa.