Cómo pagar menos impuesto de sociedades: estrategias y recomendaciones

Descubre cómo las empresas y autónomos en España pueden beneficiarse de estrategias legales y efectivas para reducir el impuesto de sociedades.

El impuesto de sociedades es un tributo directo para empresas en España, cuyo tipo general se sitúa en el 25% y puede reducirse al 15% en algunos casos, representa uno de los mayores desafíos para empresas y autónomos.

Hay estrategias como deducciones, reservas y amortizaciones que pueden ayudar a reducirlo. También es posible optimizar la base imponible y aprovechar beneficios fiscales. Contar con asesoramiento experto es fundamental.

En Proincentiva, ofrecemos servicios especializados en normativas y deducciones fiscales. Ayudamos a empresas y autónomos a pagar menos impuestos, sin importar su tamaño o sector. 

Estrategias para reducir el impuesto de sociedades

Deducciones fiscales para empresas

Una de las estrategias más utilizadas para pagar menos impuesto de sociedades son las deducciones fiscales. Estas deducciones permiten reducir la base imponible del impuesto, lo que se traduce en un menor pago final.

Entre las deducciones más comunes se encuentran las deducciones por inversiones, que incentivan la inversión en activos productivos, culturales y tecnológicos.

También existen deducciones por actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica, que fomentan la inversión en proyectos de I+D+i.

Nosotros estamos especializados en la deducciones fiscales por aportaciones a eventos culturales.

Reservas como estrategia fiscal

Otra estrategia para pagar menos impuesto de sociedades es utilizar reservas. Estas reservas pueden ser la reserva de nivelación y la reserva de capitalización. La reserva de nivelación permite reducir la base imponible en un porcentaje determinado, sin sobrepasar un límite establecido, aplazando así la tributación durante un máximo de cinco años.

Por su parte, la reserva de capitalización permite reducir la base imponible en un porcentaje determinado siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos, como el incremento de los fondos propios y su mantenimiento durante al menos cinco años.

Ambas reservas pueden ser una herramienta útil para pagar menos impuestos.

Amortizaciones aceleradas y contratos de arrendamiento financiero

Las amortizaciones aceleradas y los contratos de arrendamiento financiero son otras estrategias que pueden ayudar a reducir el impuesto de sociedades. Las amortizaciones aceleradas permiten deducir de forma más rápida el gasto por la depreciación de los activos de la empresa.

Por otro lado, los contratos de arrendamiento financiero permiten amortizar fiscalmente un bien de forma acelerada mientras dure el contrato de arrendamiento. Ambas estrategias pueden contribuir a minimizar el importe a pagar por el impuesto de sociedades.

Medidas para optimizar la base imponible del impuesto de sociedades

En la búsqueda continua de reducir el impuesto de sociedades, es fundamental conocer y aplicar medidas que permitan optimizar la base imponible. A continuación, se presentan algunas estrategias y opciones disponibles para lograr este objetivo.

Deducciones por inversiones y actividades de I+D+i

Una de las formas más comunes de reducir la base imponible del impuesto de sociedades es aprovechando las deducciones por inversiones y actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica (I+D+i).

Estas deducciones permiten restar de los beneficios obtenidos una parte de los gastos en inversiones productivas y actividades de investigación y desarrollo realizadas por la empresa.

Para ello, es necesario cumplir con los requisitos y condiciones establecidos por la normativa fiscal, así como realizar correctamente el seguimiento y registro de dichas inversiones y actividades. La aplicación de estas deducciones puede suponer un ahorro significativo en el impuesto de sociedades.

Compensación de bases imponibles negativas

Otra medida para optimizar la base imponible es la compensación de bases imponibles negativas. Esto implica utilizar las pérdidas generadas en ejercicios anteriores para reducir las ganancias obtenidas en el ejercicio actual.

La posibilidad de compensar estas bases imponibles negativas está sujeta a ciertas limitaciones y condiciones establecidas por la normativa fiscal. Sin embargo, aprovechar esta compensación puede resultar en un menor impuesto a pagar en el presente ejercicio.

Reservas de nivelación y capitalización

Las reservas de nivelación y capitalización son otras herramientas que permiten reducir la base imponible del impuesto de sociedades. La reserva de nivelación consiste en la posibilidad de destinar un porcentaje del beneficio a una reserva específica, lo que permite aplazar y reducir la tributación en futuros ejercicios.

Por otro lado, la reserva de capitalización permite reducir la base imponible destinando una parte de los beneficios a una reserva específica, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos, como incrementar los fondos propios de la empresa y mantener dicho incremento durante un período determinado.

El uso adecuado de las reservas de nivelación y capitalización puede generar un importante ahorro en el impuesto de sociedades, optimizando así la carga fiscal de la empresa.

Beneficios fiscales para empresas y autónomos

En cuanto a los beneficios fiscales para empresas y autónomos, es importante tener en cuenta los diferentes tipos de gravamen y reducciones que se aplican en el impuesto de sociedades.

Estos gravámenes varían según el tipo de empresa y su situación, existiendo un tipo general del 25% y tipos reducidos del 15% para emprendedores y del 20% para cooperativas fiscalmente protegidas.

Tipos de gravamen y reducciones

Los tipos de gravamen determinan la cantidad de impuesto que una empresa debe pagar. Conocerlos y aprovechar las reducciones permitirá pagar menos impuestos. Además de los tipos generales y reducidos mencionados, existen otras reducciones previstas en la normativa fiscal que se aplican a determinadas actividades económicas o situaciones específicas.

Por ejemplo, las empresas que se dedican a actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica pueden beneficiarse de deducciones adicionales en el impuesto de sociedades. Estas deducciones incentivadas permiten reducir la base imponible y, en consecuencia, disminuir la cantidad de impuestos a pagar.

Es importante estar al tanto de la normativa vigente y las novedades en impuestos. La legislación fiscal está en constante cambio, por lo que es fundamental mantenerse actualizado para aprovechar al máximo los beneficios fiscales disponibles.

Consultar a expertos en materia fiscal y recibir asesoramiento especializado es clave para garantizar el cumplimiento de las obligaciones tributarias y obtener los beneficios fiscales adecuados a cada situación concreta.

Importancia del asesoramiento fiscal experto

Contar con el asesoramiento de profesionales especializados en fiscalidad empresarial es esencial para maximizar los beneficios fiscales y pagar menos impuestos. Un buen asesor fiscal nos guiará en el proceso, asegurándose de que aplicamos correctamente las estrategias y medidas para reducir el impuesto de sociedades.

El asesoramiento fiscal experto nos ayudará a planificar adecuadamente nuestra tributación, optimizando los resultados y evitando contingencias fiscales futuras. Además, nos mantendremos al día de las novedades y cambios en la normativa fiscal, lo que nos permitirá ajustar nuestra estrategia fiscal de acuerdo con las nuevas regulaciones.

En Proincentiva, destacamos por nuestra especialización en deducciones fiscales derivadas de aportaciones a proyectos culturales, un enfoque que se ha consolidado como una de las estrategias más eficientes y ventajosas bajo la normativa fiscal actual para reducir el impuesto de sociedades.

Esta medida no solo ofrece una oportunidad significativa de ahorro en impuestos, sino que también alinea las metas financieras de las empresas con el enriquecimiento cultural, creando así un impacto positivo tanto en el mundo empresarial como en el ámbito cultural.

Con nuestra experiencia y conocimientos en este sector específico, en Proincentiva garantizamos a las empresas una gestión fiscal óptima y un aprovechamiento máximo de estos incentivos fiscales.